#1 La adicción de escribir

Escribir, para muchos de nosotros, se ha vuelto una necesidad. Algo que nos ayuda, nos consuela, nos invita a conocer nuevos panoramas, y nos acompaña a donde vayamos.

Por ello, cuando no surgen las palabras, llega a ser muy doloroso, y damos vueltas por ahí, o miramos la hoja en blanco que está frente a nosotros sin lograr establecer ideas.

Hay que aprender a darle vuelta a la idea de que podemos hacerlo. Se puede. Siempre se puede. Es cuestión de encontrar la motivación adecuada, y seguir con ella hasta el final.

Espero que uno, o muchos, de los elementos que incorpore a estas páginas te sean de utilidad, y los disfrutes.

Vencer a la hoja en blanco no es tan difícil como parece. Lo complicado es escribir material que concuerde exactamente con las necesidades de tu historia o el proyecto que tienes en mente. Por ello, es necesario que estemos en constante producción, haciendo de esto un hábito tan necesario como comer. Suena algo extremo, pero mientras más en serio te lo tomes y más a menudo recuerdes y realices cosas que activen tu capacidad creativa, más sencillo te resultará vencer a la hoja en blanco que a veces parece una tortura.

Un tip que también puede serte útil es este que me acaba de venir a la mente: rodéate de enigmas, y escribe sobre tu experiencia resolviéndolos.

Os pongo un ejemplo:

En un pueblo de Escocia venden libros con una página en blanco perdida en algún lugar del volumen. Si un lector desemboca en esa página al dar las tres de la tarde, muere.

— Julio Cortázar, Historias de cronopios y de famas

Ahora vienen las preguntas. Puedes planteártelas como un mero ejercicio para desbloquearte y producir. Puede que de eso surja una idea que puedas seguir desarrollando de manera separada.

¿De dónde vienen esos libros? ¿Por qué solo en Escocia? Y dentro de Escocia, ¿por qué en un solo pueblo? ¿Quién los hace y por qué?

Escribir teorías acerca de esas cosas te hace pensar más allá de lo que te están diciendo las líneas. Estarás pasando a ser parte de ella con tu aportación. Le abrirás brecha con tus palabrasa algo que antes no existía.

¿No suena genial la idea?

Podéis contarme vuestras experiencias en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *