#12 Libertad de expresión vs. Discurso de odio

Hoy vengo a hablaros sobre la libertad de expresión, este derecho inenajenable que nos pertenece por el simple hecho de ser persona. Y voy a diferenciarlos del discurso de odio.

Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Artículo 19, Declaración Universal de Derechos Humanos.

Este derecho nos permite escribir una historia en cualquier lugar donde exprese nuestras opiniones, aunque estas puedan ser controversiales. Este derecho también nos permite escribir sobre religión, sobre orientación sexual, y sobre otros temas… Y nadie puede molestarme por haberme expresado de este modo, porque es mi derecho expresarme así.  Y si molesta, esta persona NO PUEDE alegar que es su derecho expresar que lo que estoy diciendo está mal/es pecado/etc. y que no debería hacerlo, porque está violando mi derecho, y esto ya es un crimen, no libertad de expresión.

Es muy frecuente encontrarnos con casos parecidos al siguiente:

María es lesbiana, feminista, se considera atea, y está a favor del aborto. Escribe una historia donde expresa sus opiniones (de manera respetuosa y sin atacar a nadie). Juan es muy religioso y está en contra de esto. Le escribe un comentario diciendo que se irá al infierno por pecadora, y que debería arrepentirse antes de que sea demasiado tarde para la salvación de su alma. María no le contesta porque no quiere problemas, pero elimina el mensaje. Más tarde Juan le escribe para decirle que ella quiere tener libertad de expresión, pero que no permite la suya.

¿Quién cometió una violación a la libertad de expresión?

Juan. Si bien puede opinar de manera diferente, el tipo de comentario que le escribió ya constituye lo que se considera discurso de odio, y no puede considerarse libertad de expresión. Va en contra del derecho de María. Incluso si Juan escribiese en un blog una entrada hablando de personas como María y diciendo que se van a ir al infierno, esto sigue siendo discurso de odio, porque va en contra de una persona o grupo de personas, atacándolas, aunque esta persona crea que hace un bien al decirles esto.

Todo usuario que escriba discurso de odio o discriminatorio podrá ser sancionado.

Ejemplos de historias que se considerarían «discurso de odio»:

  1. Apartados donde se critique a ciertos autores en forma despiadada por el género que escriben (por ejemplo fanfic, que es un género que algunas personas no toleran), por escribir clichés, historias homosexuales, etc. Pueden hacer críticas, pero cuando estas resultan ofensivas para una persona o grupo de personas, estas ya no están permitidas.
  2. Historias donde se discrimina a alguna persona o grupo de personas. Últimamente hemos encontrado historias con personajes de minorías, de los cuales se burlan. Por ejemplo: una boliviana hija de un verdulero, una chica de un pueblo originario, etc. Se muestra a estas personas como tontas, incultas, y se las hace objeto de burlas. Esto no está permitido.

Hay muchos ejemplos más. Pero recordad que, siempre que se ataque a una persona o grupo de personas en una historia o comentario, la persona que hizo esto puede ser reportada y puede sufrir sanciones. No puede alegar que se viola su derecho de expresión, porque estaba violando una regla, y al hacerlo, su derecho de expresión se termina.

Espero que esto sea de utilidad y aclare algunas cuestiones. Como mediadora me encuentro con muchos casos así. Hay gente que es reportada por haber atacado a alguien y es suspendida. Luego vienen otros en su defensa diciendo que aquí no hay libertad de expresión, etc.

La libertad de expresión no puede ser una excusa para seguir fomentando el discurso de odio. Opina lo que quieras, pero aprende a medir tus palabras. Expresa tus opiniones, pero no ofendas. Ahí está la clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *